Archivo de la categoría: Alemania

EL GUETO DE VENECIA.

Estándar

 

En el blog, sigo paseando por Venecia, su magia no parece tener fin .En este breve paseo nos adentraremos en un espacio mágico, misterioso, y también lleno de recuerdos emocionantes y dolorosos. Me refiero al “Ghetto” o gueto de Venecia, al nuevo y al viejo barrio judío. En Venecia, por expreso deseo del Dux, y desde el año 1516 se les reservó un espacio,  un barrio específico para ellos. A pesar de pretender tener una cierta tolerancia con todos las religiones (siempre que no hiciesen proselitismo o “escándalo”) la animadversión de los cristianos frente a los hebreos siempre resultaba problemática y era una fuente de conflictos. Durante el auge del fascismo, guerra e intervención nazi en Italia, se vivieron, lógicamente, momentos muy dramáticos y poco edificantes. El barrio, en la antigüedad, se encontraba rodeado de murallas y de noche sus puertas permanecían cerradas y custodiadas. Su trama y fisonomía urbanas, son únicas en la ciudad. Sigue existiendo (de las cinco que llego a haber) una sinagoga, así como negocios de diverso tipo regentados por miembros de la comunidad judía de Venecia. Algunas plazas recuerdan diversos episodios ligados a su antigua y reciente historia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“En Venecia hay tres lugares mágicos y escondidos:

 

Uno en la Calle dell’Amor degli Amici, el segundo cerca del Ponte delle Maravegie, y el tercero en la Calle dei Marrani, en los alrededores de San Geremia, en el Ghetto Vecchio.

 

Cuando los venecianos se cansan de sus autoridades oficiales, van a alguno de estos tres lugares secretos y, abriendo las puertas que están en el fondo de esos patios, se van para siempre hacia lugares bellísimos y hacia otras historias.”

 

Extraído de “Fabula de Venecia” de Hugo Prat.http://www.cortomaltese.com/

 


 

http://es.wikipedia.org/wiki/Gueto

 

http://www.museoebraico.it/ghetto.html

 

http://www.italian-family-history.com/jewish/maps.html

 

http://www.innvenice.com/Ghetto-di-Venezia.htm

 

http://www.ilvangelo-israele.it/approfondimenti/Venezia-ghetto.html

 

 

 

 

 

 

 

 


Anuncios

ALEMANIA EN BARCELONA

Estándar

En un clima de cálida acogida,aunque con tiempo muy inseguro,se están desarrollando las jornadas del “Espacio de encuentro hispano alemán 2011”,que en su edición de Barcelona (existe otra versión en Madrid) lleva por título “Alemania en Barcelona”.La cantidad de instituciones,asociaciones y empresas que están representadas en el citado evento dan buena cuenta de la vitalidad de las relaciones económicas,políticas y culturales entre Alemania y España en general y de la cantidad de las mismas que tienen su actividad en el área metropolitana de Barcelona y de Cataluña, en particular.Los nubarrones están muy encima y no me refiero solo al tiempo metereológico.Estas jornadas se desarrollan en un momento económico preocupante para toda Europa ,y muy dramático para España.Nuestro país se mira y no se reconoce.La crisis se ha cebado especialmente en el empleo,por ese motivo varias de las conferencias tienen que ver con el mercado laboral,economía y ciencia e investigación.También ha coincidido con la expansión de una epidemia,de origen todavía desconocido,pero errónea y temerariamente atribuida,en un primer momento a productos hortofrutícolas españoles.Precisamente hay un stand en el Passeig de Lluis Companys reclamando el hermanamiento entre Hamburgo y Barcelona.Las actividades que se desarrollan en las jornadas son,como digo, muy variadas e incluyen presentaciones multimedia,música en directo,espectáculos infantiles,performances de danza etc.Resulta curioso un “happening” de arte al aire libre,una apuesta a propósito de la descongelación de bloques de hielo y su relación con buenos aislamientos térmicos,así como informaciones acerca del Sincotrón…

http://www.alemaniaenbarcelona.com

http://www.encuentro2011.diplo.de

 

Encantos de – Blanes,Costa Brava-Enchantments

Estándar


La bella población de Blanes se localiza en el arranque natural de la denominada “Costa Brava”.En la práctica ello quiere decir que esta población de la provincia de Gerona tiene una orografía que comparte mucho con varias poblaciones cercanas del Maresme …pero sólo hasta llegar al promontorio de “Sa Palomera”.A partir de ahí en dirección norte nos encontramos ya con el paisaje rocoso,rotundo,tan característico. Por eso, a efectos de denominación turística, se la conoce como “Portal de la Costa Brava”. Villa de tradición marinera.Su puerto pesquero y deportivo es muy atractivo.Su bahía ,muy característica,y sus largas playas y paseos ,jalonadas por todo tipo de establecimientos turísticos y de hostelería,hacen las delicias de los visitantes.

Paseando por su casco urbano llaman la atención muchos elementos que evocan un pasado ligado al mar.Desde su imaginería religiosa,pasando por recuerdos ligados a la actividad pesquera…Mención importante destacar algunos edificios de estilo modernista y noucentista,que junto a los que se remontan al

señorío feudal de los Cabrera, tienen mucho que mostrar al amante de la arquitectura de tiempos pretéritos.No deja por ello de resultar muy gratificante algunas muestras de la moderna construcción que van floreciendo por diferentes zonas del municipio.El ayuntamiento y la denominada “Casa del Poble” rompen la monotonía estética.Paseos y parques son de gran serenidad y belleza,pero los jardines botánicos “Pinya de Rosa” y “Marimurtra” son monumentales y emblemáticos por derecho propio.El jardín “Marimurtra” fue una creación del alemán Carl Faust.Precisamente a este prócer de la botánica ornamental y del paisajismo se le ha dedicado un muy realista monumento en pleno paseo…

El visitante de Blanes ,que sea de natural curioso,tiene en cada barrio del casco antiguo de la población buenos motivos para seguir su inclinación: hay en forma de azulejos en diferentes calles el listado de los motes por los que históricamente eran conocidos vecinos y grupos familiares…

Leni Riefenstahl.Múltiples vidas de la cineasta de Hitler.La evasión por el cine y la fotografía.

Estándar






Book Digest

En el Blog,tras todo tipo de personajes reales e imaginarios,una  mujer de vida compleja.Una persona dedicada en cuerpo y alma a la imagen.El culto al cuerpo,primero en la Alemania nazi,donde fue una importante propagandista del régimen,y luego en múltiples experiencias en África,tanto en fotografía antropológica,cuanto en fotografía submarina en el Mar Rojo.Se reinventó unas cinco veces y ha sido admirada por quienes veían en ella una luchadora ,una aventurera y una persona llena de vitalidad y de curiosidad.Tuvo obsesión por reflejar la belleza del cuerpo humano y la “autenticidad” de antiguas culturas ancestrales ,así como la naturaleza salvaje ,llena de luz y color.De todas formas su etapa como cineasta en la Alemania nazi ,el estigma del nazismo y fascismo,le acompañaría toda su larga vida.Eso la hizo merecedora del apelativo de “Diosa imperfecta”,o el calificativo para su vida de “horrible y maravillosa”.

Leni Riefenstahl nació en Berlín el 22 de agosto de 1902. Falleció a los 101 años, en 2003. Rompió en sus 101 años de vida,todo tipo de barreras,fue pionera en multitud de técnicas tanto cinematográficas como en la Fotografía de reportajes ,viajes y artística. 

De muy joven inició su carrera como bailarina. Una lesión de menisco la alejó temporalmente de la escena. En 1924 se puso en contacto con el Dr. Arnold Fank, tras ver una película suya sobre los Alpes dolomitas. Con Fank, además de protagonizar varias películas, entre ellas El Monte Sagrado, colaboró durante muchos años y aprendió a manejar la cámara.
La película de Eisenstein El acorazado Potemkin, le hizo decidir su vida dedicándola al cine. Poco a poco, arriesgando su persona en escenas difíciles y su dinero en la producción de films, labró una reputación con la que estuvo a punto de llegar a Hollywood.
Pero no quiso limitarse a la subordinación de ser actriz: en 1932 dirigió su primera película, La luz azul, filme situado en los Alpes, que tras ser premiada en la Mostra Venecia, la lanzó a la fama internacional. Ella interpretaba el papel principal. Hitler, poco antes de llegar al poder, el 30 de enero de 1933, quiso conocerla y le fue presentada.
Mientras otros cineastas se expatriaban, como Fritz Lang y Robert Wiene, Leni, gracias al doctor Goebbels, se convirtió en «la cineasta número uno del nuevo régimen». Hitler causó gran impacto en la actriz y directora, que aceptó la dirección de dos documentales sobre el congreso del partido, La victoria de la fe (1933) y El triunfo de la voluntad (1936). Esta obtuvo el Premio Nacional de Cinematografía, la medalla de oro en la Bienal de Venecia, y medalla de oro también en la Exposición Universal de Paris en 1937.
Para acallar las críticas de algunos generales de Hitler por la gran confianza que el Führer tenía hacia ella, filmó un corto sobre la Wermacht. En ese tiempo viajó por España para rodar los exteriores de Tierra Baja, que acabaría aparcada por falta de financiación.
Con Olimpíada, una epopeya sobre los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936, obtuvo no solamente el gran reconocimiento del gobierno y pueblo nazi, sino que además fue premiada con gran éxito de público y crítica con un León de Oro en el Festival de Venecia.  Olimpíada se estrenó el día del cumpleaños de Hitler en sesión privada, en dos partes Fiesta de los pueblos y Fiesta de la belleza.
Leni Riefenstahl tuvo a su disposición todo tipo de recursos, tanto económicos como técnicos, en momentos en que la restricción económica afectaba al resto de los cineastas.
Mientas tanto, siguió con el rodaje de Tierra Baja, para la cual, construyó en Alemania una aldea de estilo español. La contratación como extras de un grupo de gitanos le llevó posteriormente a ser acusada de haberlos sacado de un campo de concentración y de haberlos utilizado como esclavos.
Debido a los constantes bombardeos sobre Berlín se trasladó a Kitzbühel (Austria), donde depositó todo el material de sus películas, incluida Tierra Baja de la que tan sólo faltaba el trabajo de sincronización y montaje.
Tras el final de guerra, fue detenida e interrogada por el ejército norteamericano. Le fue confiscada la casa y todas sus posesiones, ente ellas las copias de sus películas. Leni se defendió siempre de sus acusaciones de nazismo diciendo que había pecado de ingenua pero no de mala voluntad. Como tantos miles de alemanes de aquella época, negó conocer el exterminio que estaba sucediendo en su país. No obstante, nunca lo lamentó.
Tras ser liberada por los norteamericanos, una guarnición francesa en El Tirol, la volvió a detener. Más tarde se le confiscaron todos los bienes, incluyendo el material fotográfico. Vivió varios meses en la miseria y su matrimonio fracasó. Se le recluyódurante tres meses en un manicomio, en el que se le aplicó electroshock para «desnazificarla»
En varios juicios sucesivos, a instancias norteamericanas y francesas, salió con veredicto favorable, que reconocía su no-implicación ni en el partido ni en ninguna otra de sus ramificaciones y que su relación con Hitler y su partido era estrictamente profesional. Tras un última apelación la calificaron solamente como simpatizante (no perteneciente) del partido nazi.
Tras varios años de pleitos consiguió recuperar parte de sus pertenencias, sobre todo sus rollo de película. Veinte años después de haber sido empezada, terminó el montaje y estrenó Tierra Baja.
Viajó por África, donde quedó prendada por unas fotografías de los atléticos cuerpos de «Los Nuba». Se obsesionó con la idea de filmarlos, y a pesar de los peligros y los consejos en contra (tenía ya 60 años), partió para el sur de Sudán en las más adversas circunstancias.
Las fotografías y filmaciones de «Los Nuba» dieron la vuelta al mundo. Para lograrlas se integró en las costumbres de la tribu y aprendió su lengua. Con su colaborador y cámara, Horst Kettner, en 1968, se adentró en territorios desconocidos y filmó a varias tribus que nunca habían tenido contacto con el mundo de occidente.
Su culto al cuerpo en forma de imágenes fotográficas y filmadas, sirvió a sus críticos para indicar sus evocaciones de la ideología nazi. En la última etapa de su vida profesional, prefirió eliminar de sus imágenes al ser humano. Desde mediados de los años setenta comenzó a fotografiar arrecifes de coral, un tema que incluso le permitió filmar una última película, ya absolutamente vaciada de contenido, Impresiones bajo el agua, que realizó con 97 años y presentó en el 2000, ya con 100 años. Aprendió submarinismo a los 72 años y con más de 90 siguió lanzándose en paracaídas.
Falleció a los 101 años, en 2003.

“Siempre anduve a la búsqueda de lo insólito, de lo maravilloso y de los misterios de la vida”. Así es como comienza Leni Riefenstahl su libro de memorias. Una mujer polémica, pero sin lugar a dudas una de las más grandes artistas del siglo XX. La visión de su ojo tras la cámara y sus innovadoras ideas, aún hoy inmersos como estamos en plena era digital, no han sido superadas.






http://www.youtube.com/watch?v=jXNj1wknPdI&feature=related


Algunas películas propagandísticas de la época nazi :

El triunfo de la voluntad.Actividades del partido en Nurenberg.











http://www.youtube.com/watch?v=GkeQidcPgr8






Olímpia.Las olimpiadas de Berlín en 1936.











http://www.youtube.com/watch?v=kNL8tUwyRDo&feature=related




Los reportajes en África.










Tierra Baja:



Muy interesante el estudio por la obsesión nacionalista,de “Tierra Baja“, la obra de Leni Riefenstahl,basada en la pieza teatral de Àngel Guimerá.Estudio de Angel Quintana y de Margarida Casacuberta.

http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/80226953108682617400080/p0000001.htm#I_1_

Leni RiefenstahlLeni RiefenstahlOlympiaLeni RiefenstahlLeni Riefenstahl


Su experiencia africana,explicada por un admirador suyo y del submarinismo:

 

 

 

En 1961 desembarcó por primera vez en África, donde se enfrascó en la filmación de exteriores para otra película, Cargamento Negro, que tampoco vería nunca la luz.
En el Hospital de Nairobi donde se recuperaba de un gravísimo accidente que por poco le cuesta la vida, encontró en un número atrasado de la revista Stern, una fotografía que mostraba a unos guerreros de cuerpos esculturales, tan perfectos que parecían estatuas de Rodin. Como único indicativo podía leerse “Los Nuba de Kordofan”.
Fotografías de Leni Riefenstahl durante su estancia en Africa
Apenas había información sobre esta tribu primitiva, que ni siquiera había sido visitada por misioneros. Situó el lugar como una provincia al Sur de Sudán y se obsesionó tanto con encontrar a estos Nuba, que un año después y con 60 años cumplidos, se enroló en una expedición que con fines etnológicos emprendía un viaje por esas tierras.
Ni las adversas condiciones en las que se realizaría el trabajo, durmiendo por falta de medios económicos en sacos de dormir en el suelo, ni el hecho de ser la única mujer entre un grupo de hombres, pudieron detenerla.
El tan anhelado encuentro no iba a defraudarla. Se integró perfectamente en las costumbres de la tribu, aprendió su lengua y compartió cobijo y mesa. El resultado fueron unas impactantes fotografías que dieron la vuelta al mundo.
Estas imágenes de luchas, ritos iniciáticos, fiestas de los muertos…, no habían sido nunca antes plasmadas por una cámara, incluso las que estaban prohibidas a los ojos de las mujeres, pudo Leni presenciarlas.
Había regresado a la escena pública, esta vez convertida en testigo excepcional de una tribu remota y primitiva que desgraciadamente no tardaría mucho tiempo en extinguirse. Devorados por la incipiente civilización, pocos años después se encontraría a sus “orgullosos guerreros” cubiertos con mugrientas camisetas.
En 1968 conoció a Horst Kettner, un joven cámara al que ella entrenó y que desde entonces se convertiría en su más estrecho colaborador. Junto a él se atrevió a adentrarse todavía más al Sur, en el interior de los remotos closed districts de Sudán, en busca de nuevas tribus que hubieran tenido poco o ningún contacto con el hombre blanco.
Su primer libro sobre los Nuba tardó diez años en publicarse. Sus enemigos volvieron a la carga acusándola de fascista. Algunos intelectuales alemanes creyeron ver en la perfección de estos atléticos desnudos, reminiscencias de la ideología nazi.
Un nuevo revés para esta mujer que siempre defendió la autonomía estética del arte.
Leni Riefenstahl se dedicó en la última etapa de su vida a la realización de imágenes submarinas.
Conocí a Leni hace cinco años en Papúa Nueva Guinea. Tenía 92 años y era una entusiasta buceadora.
Había conseguido su certificado en Mombasa a la edad de 71 años y se había recorrido medio mundo buceando.
Nos encontramos en la plantación de Wallindi. Yo estaba trabajando a bordo del Tiata por lo que no pude disfrutar de su compañía todo lo que me hubiera gustado.
Cada mañana la veía organizar con una envidiable disciplina las inmersiones y las tomas que quería para ese día. Era una mujer de carácter, acostumbrada a mandar pero a la vez afectuosa y amable con todo el mundo.
Realizaba dos inmersiones diarias excepto los domingos, que los dedicaba a descansar y a contestar su enorme correspondencia.
Aunque fuera del agua tenía que ser ayudada porque su menudo cuerpo no hubiera podido soportar tanto peso, bajo ella se la veía disfrutar con su ingravidez como si fuera una niña.
En un recorte de prensa se podía leer  que había sobrevivido milagrosamente al estrellarse la avioneta en la que viajaba por África.

http://www.fotosub.org/leni.htm


En sus últimos días,niega haber tenido conocimiento de casi nada de lo que suponía el nacional-socialismo,y las figuras de Hitler,Goebbles etc:






http://ensayista.blog.com.es/2007/12/15/leni_rienfenstahl_buzo_a_los~3449065/